domingo, octubre 07, 2007

La naranja




Tengo sobre mi mano la primera naranja que dió el naranjo más temprano de la huerta.


Otras muchas vendrán después de ella: Los árboles muestran el copioso fruto que colmará los sacos cuando los recoelctores lleguen.


Pero esta naranja es jubiloso heraldo de abundancia, y yo la dejo ahí, a lado de las flores que ponen en la sala su aroma y su color.


Estos naranjos ¿cuantos años tendrán? , no lo se.. cuando llegué al rancho ellos ya estaban ahí.


Son árboles ancianos; eso sí lo sé; sus gruesos troncos y sus altas ramas hablan del tiempo que pasó.


Pero esta naranja primera es como niña acabada de nacer.


El árbol viejo rinde fruto nuevo.


Miro la pequeña perfecta, de esta fruta inicial y pienso que ni los muchos años deben apartarnos de la gozosa tarea de dar.


Quizá sea pequeño nuestro don, pero el amor con que lo damos lo hará grande.

5 comentarios:

Nancy dijo...

Tony que bonita manera de decir las cosas, pues con ese acto de dar algo a los demás sin esperar nada a cambio el naranjo renace, rejuvenece y vuelve a decir, aquí estoy, sigo viviendo y mientras tenga vida, daré lo mejor de mi, bonita filosofía de vida no crees?

Saludos Tony

Nancy

rocio dijo...

tony: es maravillooso ver lo q podemos recolectar tanto en un simple frutal o en la vida en gral..cuesta años de espera, cosntancia..pero se llega! asi q mas decirte q disfruta observando lo recojido y tambien no lo mires mucho tampoco EXPRIMELO! COME! porq asi se vive mejor..
perdona q te escriba desde mi fotolog..pero es la unica forma de poder comentarte ok?

periquillo dijo...

Quiero naranjas!!!!! Saludos!

Cristy dijo...

se me antojaron....

vaya, algo tan simple lo haces ver de distintas formas... son cmo los dias no?

nuevos dias, nuevas vidas

angello dijo...

son ombligonas???, que chidas palabras compadre.